La igualdad en juego

Estándar

La igualdad de ambos sexos es algo que preocupa a nuestra sociedad. La desigualdad a nivel social y económico causa desamparo y la discriminación incluso puede llevar a conductas violentas con el afán de dominar a la persona del sexo opuesto. Aunque se trata de conductas que podemos clasificar como anormales, desgraciadamente hay demasiados indicios que dicen que nuestro entorno está lleno de estereotipos y mensajes sexistas que conducen a una convivencia desigual entre hombres y mujeres. En nuestras manos está participar activamente para que se produzca un cambio profundo y se recupere el respeto mútuo entre las personas.

No se pueden negar las diferencias entre hombres y mujeres. No solo se trata de diferencias físicas, también las hay psicológicas. Hay muchos autores que debaten sobre las diferencias de género, si se pueden atribuir más o menos al plano cultural y social o biológico. Es un asunto complejo en una sociedad compleja y muy influenciada por estereotipos sexuales. Quizá no sea tan importante saber cuánto hay de innato y cuánto de cultural, sino a aprender a vivir y convivir como personas diferentes las unas de las otras.
O dicho de otro modo, en palabras de la psicóloga D. Bischof-Köhler: la cuestión no es si existen diferencias, sino como gestiona la sociedad esas diferencias y de qué manera las respeta y ayuda al sano desarrollo de esas diferencias por el bien común.

El juego infantil es un reflejo de lo que viven los niños en su casa y fuera de ella. Forzarles a jugar con elementos determinados por corresponder a una imagen concreta según su género, lleva probablemente a una identidad de género mal interpretada y fomenta el rechazo hacía aquellos juegos que se identifican socialmente con el sexo opuesto. Sin embargo se ha comprobado en muchos ámbitos que los niños con un acceso libre a toda clase de materiales, sin interferir en su elección con valoraciones ni clasificaciones, tienen la capacidad de desarrollar habilidades motrices y sociales más allá de su estereotipo de género. Ni todos los niños querrán jugar a las cocinitas, ni todas las niñas con camiones. Pero sí muchos querrán probar y participar, cooperar con los demás y sentirse libres de ser quienes quieran ser. En eso consiste la construcción de la personalidad. Por eso proponemos dar acceso a niñas y niños por igual a toda clase de juguetes y juegos, animarlos a jugar a todo, y que ellos elijan lo que prefieren hacer.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s